Importante: las notas nuevas se encuentran aquí, junto a una copia de todo este sitio.

Google
 
Web En este blog

viernes, agosto 04, 2006

Algunas curiosidades de Barcelona

Antes que nada, quiero aclarar que mañana sábado comienzan mis vacaciones de dos semanas (acá tienes cinco semanas por año, más feriados). Todavía no tengo muy claro qué voy a hacer, la verdad es que no quiero gastar mucho dinero pero quiero conocer lugares nuevos.

Como no tengo mucho que hacer, pensaba poner en este mensaje algunas cosas que me parecieron curiosas aquí y no hubo otro lugar para ponerlas. Probablemente me olvide de muchas, y si me acuerdo las iré agregando después. Tengo también en desarrollo un breve diccionario castellano-argentino, pero todavía no lo voy a publicar porque está bastante incompleto.

La primera curiosidad que recuerdo ahora es la ausencia de moscas y mosquitos. Uno podría esperar que, siendo verano, los insectos fueran una molestia. No lo son. Hoy he visto la segunda mosca desde que llegué, y me he encontrado en este mes y medio con cinco o seis mosquitos. Aquí no llueve casi nunca, cuando llueve el agua se seca rápidamente, y cualquier pantano o lugar con agua estancada está lejos o es desinfectado para que no críe insectos.

Otra curiosidad es la actitud asesina de los pájaros. No sólo no le tienen miedo a la gente, sino que además, cuando están en vuelo, no dudan en pasar a toda velocidad, con las alas completamente desplegadas, a diez centímetros de tu cara. En la playa además vuelan a muy baja altura, así que no me sorprendería ver una colisión entre una paloma o pájaro raro y algún desprevenido que se le ocurrió incorporarse de golpe. En Plaza Cataluña, donde hay muchísimas palomas (hay fotos en los primeros posts), puede ser muy divertido encender un petardo y ver a las norteamericanas arrodillarse gritando mientras los pájaros huyen en estampida (lo he visto).

Aquí habría también que mencionar que en todos los bares y cafés hay, además de expendedoras de cigarrillos, máquinas tragamonedas para jugar cuando uno quiera. En los metros hay también máquinas para fotos instantáneas, expendedoras de best-sellers de segunda, expendedoras de comida chatarra, etc. En el trabajo hay varias expendedoras. Una es de bebidas calientes (cafés, tés, chocolatada), cuesta sólo 30 centavos la bebida. Otra tiene comida chatarra y latas de gaseosas, a bastante buen precio. La última vende botellas de 1,5 litros de agua fría por 50 centavos (muy barata, teniendo en cuenta que en el supermercado cuestan 25, pero no están frías).

Una curiosidad más es que en la playa no hay vendedores de gaseosas ni nada así, porque algunos dueños de puestos legales se quejaron por la competencia desleal. Sí hay chinas que pasan ofreciéndose a hacer masajes in situ, creo que están porque todavía nadie se quejó de ellas y porque no le afectan el negocio a nadie.

También hay que indicar aquí que en Barcelona no hay, salvo en las tiendas de comida rápida, zonas de fumadores y de no fumadores. Y hay muchos fumadores aquí, y el tabaco es comparativamente barato en relación a los ingresos (entre 1,40 y 2,80 euros). Muchos de todas maneras se lían sus propios cigarrillos.

Con respecto al lenguaje, hay un par de cosas que quería indicar. Una es que el catalán me gusta mucho más desde que me enteré de que proviene del occitano, o lengua de Oc, la lengua que utilizaban los trovadores del sur de Francia. Otra es que, según me han dicho, Isabel y Fernando no fueron los reyes de la época de Colón. Fueron Isabel y Ferrán, ya que este último era rey de Aragón, que en ese entonces incluía a Cataluña y utilizaba el catalán como lengua.

Otra cosa que me llamó la atención es que muchos catalanes, en algunas estaciones de metro y de tren, deciden no pagar el pasaje. Hoy a la mañana vi una técnica desconocida en una estación vigilada por cámaras: detenerse unos metros antes de la entrada, como si se estuviera pensando en algo, y cuando una señora mayor pasa su ticket, correr (como si se estuviera por perder el metro) y pasar "chupado" (a menos de diez centímetros detrás) de ella, colocando las manos a los costados para no quedar desfigurado si las puertecitas automáticas se cierran. A su favor hay que decir que les gusta la aventura, ya que si los ve un guardia les cobra 30 euros de multa (y se las cobra en serio). El otro día, en Plaza Cataluña, capturaron a un pobre imbécil delante mío.

Vale aquí también indicar que mucha gente duerme (incluso en carpa) en la playa o en el aeropuerto. Mientras no molestes a nadie y no parezcas demasiado establecido en el lugar, no hay ningún problema. Tampoco lo hay si caminas desnudo por la calle, ya que, según la ley, eso está permitido siempre y cuando no molestes a otros (por ejemplo, diciéndole a todo el que pase "mirá el pajarito").

Otra cosa rara es el gel de baño, ya que aquí no utilizan jabón "por razones higiénicas" (no les gusta compartirlo). Después de usarlo un mes y no saber nunca qué parte tenía gel y qué parte no, he decidido volver al jabón tradicional, y ahora tardo cinco minutos menos en ducharme, y soy más feliz.

Bueno, mejor ni hablar de esas supercocinas con vitrocerámica, ventilador del horno, encendido eléctrico y control de temperatura, son impresionantes. Lo que es una lástima es que el gas no sea barato para ellos, porque desconocen el termotanque. No tengo mayores problemas con los calefones, pero a la hora de lavar los platos suelo quemarme vivo.

Lavar los platos es también diferente aquí. Como el agua es escasa, primero se quita con agua la roña, luego se cierra la canilla (el grifo), se le pone detergente, y se vuelve a abrir el agua para enjuagar las cosas.

No sé si he mencionado que hay cinco periódicos gratuitos que te entregan a la entrada o salida del metro, o que puedes buscar en algunas cafeterías. Si no lo había hecho ya está. Claro que en agosto no hay de estos periódicos, porque los repartidores están todos de vacaciones.

Otra curiosidad es que hoy fue el primer día que sentí algo cercano frío de manera natural (sólo fue por la mañana temprano, caminando hacia el metro), seguramente debido a que ayer fue el primer día en que llovió de una manera decente durante unos veinte minutos. Este fue un buen tema de conversación mientras duró.

Para el que no lo sepa, también puede ser curioso saber que en la abrumadora mayoría de los cines las películas están dobladas en español, pero como es un español muy madrileño se entiende perfecto y ni te das cuenta. Además, los cines suelen estar en grupos de 8 a 12, y cerca de algún shopping ("centro comercial"). Estoy seguro de que no exagero si digo que los cines en Barcelona son más de 150.

Por cierto, si quieres reservar una película por Internet, esa reserva tiene un costo de 0,75, ya que hay un intermediario (ServiCaixa) que te cobra por la gestión. Por cierto, la entrada al cine tiene un valor determinado por el propio cine, y suele ser de 6,50 euros.

También fue curioso el centro comercial al que fui hace unos días, sobre todo porque no tenía techo, el enorme patio central tenía una fuente con juegos de luces, la estructura no tenía ángulos rectos (las escaleras no eran rectas, los balcones tampoco), había poca gente (alguna que otra familia, todos los niños en el trencito o jugando a las escondidas por todo el patio), y porque en vez de sentirte pobre o encerrado te sentías más que cómodo en el lugar. Era por la tarde, ya no había sol, y la brisa hacía que la temperatura fuera perfecta. Por la noche, el centro comercial recalcó su estructura encendiendo LEDs a lo largo de sus bordes. Subir las escaleras (comunes, por algún motivo no había mecánicas, aunque sospecho que había ascensores), iluminadas por LEDs, me hizo acordar a la entrada de una discoteca. También quiero decir que el lugar, mucho más grande que el Shopping Los Gallegos de Mar del Plata, sólo tenía tres pisos y en total una docena de tiendas (entre ellas una parrilla argentina).

También son curiosos algunos autos, sobre todo los verdaderamente pequeños, he visto algunos de más o menos dos metros, los estacionan donde quieren. Para algunos puede ser curioso saber también que casi todos los ciclistas utilizan casco. Hay muchas bicisendas, normalmente sobre la vereda ("acera"), así que si ves venir un ciclista derecho hacia tu persona deberías hacerte a un costado y dejarle la bicisenda libre.

Otra cosa muy rara es lo que aquí llaman el Teletexto. Al parecer, en una frecuencia determinada se transmite digitalmente un montón de texto, aunque a una velocidad bastante baja. Los televisores vienen preparados para esto, y tienen además un buffer bastante pequeño de memoria. La cuestión es que con el control remoto pasas al modo teletexto, y ahí puedes leer noticias, saber la programación, leer la publicidad que un pobre tonto pagó (ya que la mayor parte es de lectura voluntaria), o cargar y poner los subtítulos del programa que estás viendo, entre otras cosas. La televisión digital se lo va a llevar puesto, pero de todas maneras está bastante bien.

También puedo anotar aquí que la basura la clasifican en cuatro cosas distintas, cada una de las cuales tiene su propio contenedor (suele haber un contenedor por manzana): vidrio, cartón/papel, plástico/tetra brik/metal, otras cosas. En los contenedores de "otras cosas" hay muchas cosas que se pueden usar, y mucha gente los revisa a ver si encuentra algo utilizable. Me han dicho con orgullo que muchas cosas del lugar donde estoy viviendo provienen de allí. Las últimas adquisiciones fueron un palo de plástico (sin el "estropajo", una cosa diferente al trapo de piso pero que sirve para lo mismo) y una silla muy antigua que quieren reparar y vender.

También es, por decirlo de alguna manera, "llamativo" el olor que despiden algunos musulmanes. No queda claro si es para ahorrar en agua o si lo hacen para molestar a los españoles, pero si vas caminando por la costa un día de calor y percibes un aroma ácido, mejor que mires de dónde viene el viento porque seguramente habrá un grupo de musulmanes caminando por allí. Los rumores dicen que en Algeciras puedes sentir el perfume de una familia musulmana aunque esté llegando en su coche con sólo una ventanilla apenas baja.

Y para cerrar el tema musulmán, también es curiosa la mezcla de géneros que realizan, en el tren a Badalona, un par de mujeres musulmanas con bebé adosado. Cantan a capella algo que parecen al principio lamentos árabes, pero si escuchas con cuidado están diciendo en español lo miserables que son sus vidas. Es algo así como "tengo tres hijos, vivo bajo un puente, no como desde hace cuatro semanas, tengo tres hijos, por favooooooor", nada más que tiene una letra que dura al menos diez minutos y no se repite pero tampoco baja de intensidad. Yo casi podía leer en la frente de los europeos, cuando dijo "tengo tres hijos", la pregunta: "¿y por qué c... los tuviste?". Dos culturas muy diferentes, cuando se juntan, pueden crear un método poco efectivo de mendigar dinero.

Cambiando de tema, hay gente que camina descalza por la acera, especialmente en la zona de la Rambla. No hay que preocuparse por nada más que por el polvo: jamás he visto excremento de perro (obviamente, tampoco de caballo) en ningún lado. La gente que vive en departamentos no suele tener perros, y si los tiene, recoge lo que ensucian.

Finalmente, y para que sepan que los recuerdo todas las tardes cuando enciendo el televisor, también me parece curioso que de todos los imbéciles que puede exportar la Argentina, hayan elegido precisamente al Roñi Arias y a los pibes de Erreway. Como dicen aquí, hay que joderse...

5 comentarios:

Diego dijo...

Es curioso, yo vivo en Barcelona y no me había dado nunca cuenta de lo raros que somos hasta que no he leido tu post ;) No, en serio, me ha parecido muy curioso, ha merecido la pena. Saludos!!

Anónimo dijo...

Está muy bien descrito el tema de las curiosidades. Es todo bastante típico en españa... todo menos lo de las moscas, que en muchos sitios hay millones!.
Sólo un comentario.
Es falso que los reyes católicos fueran Isabel y Ferrán. Eran, como bien pensabas antes, Isabel y Fernando. Fernando era natural de Sos (del rey católico), pueblo del norte de aragón, lindando con la provincia de navarra. El lenguaje del reino de aragón era el castellano, y el catalán en la actual zona de cataluña y valencia.

Anónimo dijo...

Con tu permiso, unas aclaraciones respecto nuestra lngua y nuestra historia:

- el catalán no proviene de la lengua de Oc, proviene del latín, son lenguas muy similares y tienen palabras comunes, de la misma manera que también las tienen con el castellano, el portugués el francés o el italiano debido a su raiz común. Pero son lenguas diferentes. Sí que es cierto que en la Edad Media, hasta el siglo XIII, los condados occitanos erán súbitos del Conde de Barcelona, hasta que fueron conquistados por el el Rey francés en la batalla de Muret. Nos podemos llegar a entender con una persona hablando catalán y otra occitano (de hecho es lengua oficial en el noroeste de Catalunya), de la misma manera que podemos hacerlo con una persona que hable en castellano, portugués o itlaiano.

-Ferran es la traducción de Fernando al catalán. Por tanto ambos nombres son correctos. En la época Isabel era la reina de la Corona de Castilla y Fernando era el rey de la Corona de Aragón. A su vez la Corona de Aragón se componía del Reino de Aragón, Reino de Valencia, Reino de Mallorca, Reino de Sicília, Reino de Nápoles y todos los condados catalanes, el más importante el Condado de Barcelona donde esta la Cancelleria Real.

La lengua utilizada en el Reino de Aragón no era el castellano sino el aragonés, que a partir del sXV fue desapareciendo a favor del castellano. La lengua utilizada en los reino de Valencia y Mallorca, y en los condados catalanes era el catalán.

Por tanto, el nombre del Rey era Ferran para sus súbitos de la Corona de Aragón y Fernando para sus súbitos de la Corona de Castilla.

Un saludo, y felicidades por tu post!!!

Júlia Llorens dijo...

Hay zonas de Aragón que hablan catalan, en la que se denomina "la franja".
Segun en que zona de Barcelona si encuentras caca de perro pero los dueños tienen obligacion de recogerla si los pillan les cae una multa. Lo de encontrar gente en el metro pidiendo és muy tipico y todos hacen el mismo discurso, creo que es una mafia.

Júlia Llorens dijo...

Y por cierto lo de lavar los platos cerrando el grifo es una cuestion de medio ambiente